Por Marta Quintas  -  El 13 feb, 2012 -  0 comentario(s)

Hace algunas noches, como de costumbre, me fui a la cama con el portátil. Último vistazo del día a Facebook: una breve conversación por chat con alguien que se encuentra lejos, algunas historias nuevas en mi news feed, una me hace reír, a otras no me apetece añadir comentarios, voy dejando a mi paso algún que otro “me gusta”, María ha escuchado The Shivers en Spotify, alguien ha cenado tortitas… y entonces recibí la invitación de un amigo a Pinterest:

A los que ya habéis dedicado algún tiempo a llenar de pins vuestros boards sobra que os diga que aquella noche me dormí más tarde de lo habitual… A los que todavía no tenéis una idea clara de qué es Pinterest os diré que se trata de la nueva red social de moda. Sí, otra más; el último prodigio 2.0 que ha hecho a Google, según ha publicado TechCrunch, pensar en sacar su chequera.

He aquí algunos datos para que os hagáis una idea de la magnitud del fenómeno: Según un estudio realizado por Shareaholic, el pasado enero, Pinterest recibió más tráfico* redirigió más tráfico que YouTube, Reddit, Google+, LinkedIn y MySpace juntos. Sus usuarios, de los cuales más de un 70% son mujeres, ya invierten en la plataforma una media de 88,3 minutos al mes. Esto sitúa a la red en la tercera posición en el ranking social media, por detrás de Facebook (7 horas) y Tumblr (2 horas y media) pero muy por delante de LinkedIn (16 minutos) y Google+ (5,1 minutos). A pesar de no contener todavía publicidad, la red ya ha recaudado cerca de 50 millones de dólares y su ritmo de crecimiento aproximado es del 50% cada mes. Sin duda, el acuerdo para conectarse a través de Facebook tiene mucho que ver en todo esto. Mediante la red social de Mark Zuckerberg, Pinterest reclutó 9 millones de usuarios según datos de AppData.

Pero… ¿en qué consiste Pinterest? ¿A qué dedicamos nuestro tiempo los ya 11,7 millones de usuarios de la red que está en boca de todos? Pues sencillamente a organizar y compartir las cosas que nos gustan, aquello que consideramos interesante; fotografía, literatura, moda, música, arquitectura, cocina, etc. El objetivo principal es conectar con usuarios que consideran interesantes los mismos temas que tú. Aquí no tienen cabida contenidos de tipo más personal que se salgan de las temáticas a tratar. La actividad se centra en intercambiar y aumentar nuestro conocimiento sobre aquello que nos hace disfrutar e inspirarnos.

Cada usuario dispone de un muro personal donde puede colocar diferentes tablones temáticos (boards) a los que va añadiendo contenidos (pins), es decir, fotografías, diseños, productos, discos, etc. El resto de usuarios pueden difundir esos contenidos (hacer repin), comentarlos o simplemente manifestar que le gustan. Las imágenes son la única materia prima con la que construimos nuestras colecciones.

Esta primacía de lo visual que tanto caracteriza a Pinterest puede ser, en parte, la responsable del éxito de la plataforma. Sin olvidarnos, claro está, del otro aspecto que la hace especial, su poder de recomendación. Sobre esto, Roberto Carreras, consultor y especialista en Redes Sociales, nos da la clave, “Pinterest prima las imágenes sobre otros aspectos y su potencial va más allá: a la hora de hacer pin estamos recomendando aquello que nos interesa. En la búsqueda de información valiosa consideramos a determinadas personas como filtros. Ahí Pinterest ha encontrado su hueco, tanto en la posibilidad de consumir el contenido que otros consideran relevante como para seleccionar aquello que tiene valor para nosotros“.

¿No creéis que estas dos características pueden ser la clave del modelo de negocio de Pinterest? Por un lado, la parte visual ofrece a las marcas la posibilidad de mostrarse con todo detalle y por el otro el infinito torrente de recomendaciones sociales que cada día mana por la red supone para cualquier empresa una oportunidad ilimitada de ganar adeptos, seguidores… ¡Repins sin límites!

Y si la viralidad es uno de los principales motivos que puede llevar a una marca a adquirir su propia parcela en la red más bonita del momento, no son razones de menos peso el aumento de posibilidades de aparecer en búsquedas orgánicas (SEO) a través de la construcción de enlaces de tipo “sígueme” y la oportunidad de acceder a mercados más verticales debido a la clasificación de los contenidos en categorías tan específicas como “moda femenina” o “jardinería”.

No obstante, antes de continuar haciendo predicciones sobre las posibilidades publicitarias de Pinterest, el tiempo nos tendrá que decir si el éxito estadounidense se extenderá más allá de las fronteras norteamericanas alcanzando también a Europa. Mientras ese momento llega yo seguiré enriqueciendo mis boards con las ideas de otros usuarios y con las mías propias, elaborando collages con inspiradoras imágenes de aire retro, buceando en los contenidos de esta red que estoy segura que lejos de aburrirme, continuará desvelándome noche tras noche.

[edit 14/02: efectivamente, tal y como apunta Mister Kiwi en los comentarios al pie de este post, Pinterest redirige, que no recibe, más tráfico que las demás redes mencionadas en el estudio, ¡muchas gracias por el apunte!]