Por Rubén Cougil Grande  -  El 08 feb, 2012 -  0 comentario(s)

El pasado 10 de enero Google lanzó su nuevo servicio de búsqueda social bajó el epígrafe  ”Search Plus Your World“. Dicho servicio permite a los usuarios buscar contenido en la web que se verá influenciado por su entorno social. La premisa es que si estás buscando información es probable que el nivel de relevancia de los resultados aumente si tu entorno proporciona parte del conocimiento solicitado. Google ha denominado este hito como: “el nuevo modelo de búsqueda social”, la evolución lógica de las búsquedas en internet y, si todo transcurre según lo planeado, será activado por defecto en los próximos meses.

El problema es que Google solo muestra contenido social de su propia plataforma Google+, y de ninguna red social más. Todos los “resultados sociales” de “tu mundo” serán reducidos a tu actividad y la de tus contactos en su red. ¿Este es mi mundo social? Google, are you serious? Si mis búsquedas van a depender del contenido de Google+ de mis contactos, van a ser muy aburridas ya que el crecimiento de volumen de contenido en dicha red es preocupantemente bajo al igual que su uso.

Cando busco “Facebook” con “Plus Your World” activado el primer “resultado social” es el perfil de Mark Zuckerberg en Google+. De verdad… ¿Ese es el resultado “social” más relevante para mí cuando intento buscar información acerca de Facebook? ¿Un perfil sin contenido ni actividad? ¿Y qué pasa con la gente que sigo en Twitter? ¿Qué pasa con todo la información pública que hay dentro de Facebook? ¿Qué pasa con mi red profesional en LinkedIn?, y lo peor de todo: ¿Qué pasa si no quiero que “mi mundo” influencie una búsqueda en la cual se debería premiar la imparcialidad y la calidad de la propia información? ¿Es esto el principio del fin del SEO?

El activista Eli Pariser ya habló del “filter bubble” en su libro que, resumiendo, habla sobre el peligro de reducir el espectro de información a tu actividad pasada, a tu punto de vista o de tus contactos cercanos, creando nichos de información “a medida”. Y si la innovación es fruto de salirse del entorno y buscar nuevas soluciones, el “filter bubble” resulta fatal.

Esta apuesta por Google+ no hace más que perjudicar la calidad de todo el grueso de productos de la compañía según mi opinión (a excepción de su SO móvil Android, que por ahora se ha librado). Hace unos meses la integración de Google Reader con la red social terminó cargándose una de las pocas redes basadas en contenido. Actualmente, al abrir una nueva cuenta de Gmail es obligatorio asociarla a un perfil de Google+ (sí, aunque tan sólo quieras una cuenta de correo). Y las cuentas de Youtube ya se han enlazado permanentemente a los perfiles de los propietarios.

¿No notáis la falta de oxígeno? ¿No es evidente que Google nos está forzando a interactuar con su capricho social aunque no sea nuestra intención? Sin mucho margen a equivocarme, creo que la política del gigante es, en realidad, la de esconder “el mundo” y “tu mundo” en pro de “el mundo Google” aprovechándose de que más de un 90% de las búsquedas en internet se realizan desde su herramienta. Este giro en su filosofía no deja de sorprenderme, me imagino a algún directivo dando un manotazo en la mesa de reuniones y diciendo “¡Es mi casa y hago lo que me da la gana! ¡La gente tiene que utilizar Google+ sí o sí! Aunque tengamos que meterlo con calzador. ¿¡Sabéis cuánta pasta hemos gastado ya en esto!?“. Y mientras tanto sus socios, alrededor de la misma mesa, están descubriendo lo divertido y original que resulta Pinterest.

La única buena noticia es que, de momento, “Plus your world” se puede desactivar. Como contraataque, ingenieros de Twitter, Facebook y Myspace han creado un bookmarklet que completa la búsqueda de “Plus Your World” con otros medios sociales. El complemento está disponible para Firefox, Safari y Chrome y se puede conseguir en la web Focus on the User.