Por Antía Paz  -  El 15 dic, 2011 -  0 comentario(s)

 

Avis ArtCarDesde hace unas semanas, en Elogia trabajamos mano a mano con Avis España, empresa especializada en el alquiler de vehículos, desarrollando una campaña online global para la marca y gestionando el día a día de sus espacios en redes sociales.

Y vosotros pensaréis “vaya noticia!”… ahora viene lo bueno:

Avis ha reformulado el estilo de su fanpage en Facebook y su usuario en Twitter, para convertirlos en dos nuevos canales de atención al cliente. Así, cualquier duda o gestión que un usuario de Avis quiera realizar a través de las redes sociales, será atendida de forma rápida y eficaz. Esta estrategia se sustenta en la experiencia de Elogia trabajando con marcas, y en la revolución para la comunicación usuario-marca que las redes sociales han supuesto estos últimos años. Un cliente descontento, hace unos años, tenía un radio de propagación de su mensaje muy corto… pero un cliente descontento “armado” de un perfil en una red social, puede echar por tierra la reputación de cualquier marca. Por ello, dar respuesta a una duda o una queja, se ha convertido en prioridad máxima para las marcas, como en el caso de Avis.

Pero estos no son los únicos cambios llevados a cabo por la marca. Además de la transformación de la comunicación diaria de sus redes sociales, desde Elogia hemos desarrollado una campaña global, que comprende un giro de 180º a su blog, Avisblog, en el que desde hace unas semanas podéis encontrar contenidos que van desde rutas recomendadas para realizar en coche a playlists musicales para que el trayecto sea más llevadero.

¡Y no es todo! además de lanzar promociones, descuentos e iniciativas tan divertidas como ArtCar, en la que los usuarios de la fanpage subían diseños propios para coches (por cierto, ya se ha seleccionado el ganador, si quieres verlo ¡y conducirlo! haz clic aquí), Avis, con desarrollo marca Elogia, está preparando un concurso para después de Navidades en el que podréis participar con vuestros amigos… ¡y el premio es muuuuy suculento!

¡Arrancando motores!