Por Marta Hita  -  El 03 ago, 2011 -  0 comentario(s)

Inditex Bershka Bloggers Collection (Bershka)¿Conoces a Gerard EstadellaAriadna Ferret? Si la respuesta es que no y tampoco te suenan sus blogs ( Icanteachyouhowtodoit y Fashionisima), queda claro que la moda no está en tu Top 5 de intereses. En caso contrario, presta atención: te desvelamos que han participado en la última campaña de Bershka: la marca ha escogido a 5 reputados bloggers de moda para diseñar algunas de sus camisetas.

El crecimiento del fenómeno del microblogging -con Twitter a la cabeza- parecía que se iba a convertir en el detonador del declive de las bitácoras digitales, hasta el punto de llevarse a cabo estudios de investigación, monográficos e incluso tesis doctorales para tratar el tema. Nada más lejos de las previsiones más pesimistas: en mi opinión los blogs siguen muy vivos. Tanto es así que más que los datos, son las campañas las que hablan por sí solas. No hay que hacer un gran esfuerzo para encontrar posts patrocinados en muchos de los blogs que seguimos habitualmente. En ocasiones están absolutamente mimetizados con el contenido habitual del autor, para que la publicidad no resulte tan intrusiva.

En el II Blogger Meeting de The Brandery, tuvimos oportunidad de charlar con editores de blogs y comunidades de moda. Todos coincidían en que son espacios que las marcas deben tener muy en cuenta. No en vano, Cristina Morales (rahpunen) nos contaba que ella había llegado a alcanzar picos de unas 4000 visitas diarias. Hemos contrastado ese dato con los que ofrecen algunas herramientas, y los resultados juegan a su favor. La ventaja para las marcas es muy clara: pueden alcanzar un gran impacto a un coste muy bajo. Es absurdo dar la espalda a 6 dígitos de visitas mensuales y para presupuestos ajustados, basta con enviar una muestra del producto al blogger para que publique una entrada con sus impresiones.

Por esta razón, entiendo que si los principales objetivos de una campaña de buzz blogging son reach o branding, quizás también encajarían dentro del plan de medios, además -o en defecto- de la partida de Social Media. A fin de cuentas, los blogs en estas promociones no dejan de ser espacios en los que ubicar publicidad.

Por otra parte, los propios bloggers se están actualizando para sacar rédito a algo que en la mayoría de casos nace como “extensión de una inquietud personal”. Hace días nos llegó a través de Twitter un mensaje directo a una de las cuentas que gestionamos. Era una blogger que nos enviaba una presentación detallada del rendimiento de su blog, alternativas y tarifas. Incluía hasta un coste por brandear el fondo del blog con la imagen corporativa de la marca, sacrificando su tema original.

La tendencia natural es que el usuario acabe castigando el abuso de estas prácticas y si sucede, probablemente muchos bloggers se sientan forzados a incorporar códigos de confianza. Pero hasta entonces, parece que siguen siendo una oportunidad de promocionarse.

 

Imagen | Modaes