Por Cote Maturana  -  El 18 jul, 2012 -  0 comentario(s)

Conocer la opinión de los niños ha sido un tema complejo en el mundo de las investigaciones de mercado, pues hay que adecuar muy bien el lenguaje para ellos, los estímulos tienen que ser muy visuales y los cuestionarios deben ser muy sencillos y cortos. Adicionalmente en las investigaciones online, nos encontramos con un inconveniente adicional: ¿cómo asegurarnos de que son los niños quienes han respondido y no sus padres?

Teniendo esto en cuenta, Elogia ha realizado numerosos estudios online con niños y jóvenes desarrollando procesos y metodologías propias para verificar la veracidad de las respuestas online de los niños. La experiencia nos ha definido una serie de medidas de control para validar la identidad del encuestado:

  • Incentivos: Se eliminará cualquier incentivo a cambio de responder la encuesta (para evitar que los padres quieran responder sólo por el hecho de obtener el incentivo ofrecido). Alternativamente, se pueden ofrecer estímulos que sean poco atractivos para los adultos pero muy atractivos para los niños, por ejemplo juguetes, gadgets de personajes de dibujos, música infantil, etc.
  • Momento de respuesta de cuestionario: Está claro que los niños de 6 a 14 años deben escolarizarse, por tanto, deben estar en la escuela durante una franja horaria determinada (que varía según edad y zona geográfica). Teniendo esto en cuenta, es inadmisible recibir encuestas en horario escolar, y si el niño estuviera en casa enfermo, es preferible que descanse y se recupere antes de responder encuestas online.
  • Estímulos y duración del cuestionario: Si los adultos tenemos que divertirnos para responder una encuesta, los niños/as todavía más. Los cuestionarios tienen que ser muy visuales y muy simples, con poco texto (pues según que edades la lectura todavía les cuesta/cansa) y si hay una imagen que les facilita la compresión, lo hará ser siempre más práctico. Adicionalmente, los cuestionarios deben ser cortos ya que ser capaz de captar la atención de los niños durante largo tiempo es ambicioso y arriesgado.

  • Validación del interlocutor: Elogia dispone de un estudio de base que permite discriminar los múltiples personajes que son conocidos por los niños pero no por sus padres. Anualmente Elogia realiza un estudio de personajes de dibujos animados, y se pregunta tanto a padres como a hijos si conocen a esos personajes y que digan su nombre. El estudio nos permite identificar cuáles son aquellos personajes con un mayor gap de conocimiento entre padres e hijos y son aquellos los que utilizamos para nuestros test. Seleccionamos los 10 personajes con mayor gap (para alternar entre los distintos estudios) y los presentamos a los entrevistados. Sólo los niños son capaces de identificar un mínimo de dos de los dibujos presentados. Así se tiene una referencia adecuada para validar de forma efectiva los cuestionarios online recibidos, para identificar eficazmente que quien está de verdad detrás del cuestionario es un niño.

Algunos de los personajes que hemos utilizado durante el 2012, ¿los conoces?:

 

  • Reclutamiento: el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (B.O.E. num. 17, 19 de enero 2008) establece que para establecer el contacto online con menores de 14 años se necesita el consentimiento de padres/tutores. Para ello, Elogia siempre contacta a los padres, y a través de los mismos se solicitará el acceso a los niños.

 

 

Imagen | GettyImages