Por Roger Martí  -  El 23 abr, 2012 -  0 comentario(s)

El pasado 9 de abril nos íbamos a dormir con la noticia: Facebook había comprado Instagram.

Sin entrar en números (de momento) mucha gente (que conozco) se llevó las manos a la cabeza temiéndose que Instagram pudiese perder toda su independencia y que sólo iría a peor. Bueno, por el momento, en la operación sigue todo el equipo de Instagram y sus fundadores, así que démosles el beneficio de la duda y pensemos que, con mayores recursos, podrán mejorar su producto.

Lo realmente que sacudió a todo el mundo fue el precio pagado: ¡¡¡1.000.000.000 USD!! (sí, son nueve ceros) para una empresa que no sólo es que no tenga beneficios sino que ni siquiera tiene ingresos. Entonces, ¿en qué se basa su compra? En tres argumentos:

  • La tecnología/productos
  • Calidad del equipo
  • Base de usuarios

¿Por qué no estamos ante una nueva burbuja?

Como siempre es bueno repasar la historia, fijémonos en las últimas adquisiciones de los últimos diez años (antigüedad de izq a dcha).


Si nos basamos en que la adquisición de Instagram responde a su volumen de usuarios, comprobamos que Zuckerberg sacó un muy buen precio por cada usuario de Instagram (28$ per user) donde la media es de 126$ por usuario (excluyendo la operación de Broadcast.com).

Si nos fijamos en el precio por empleado:

Cada empleado de Instagram ha sido adquirido por cerca de 77 millones de USD (aunque los fundadores se llevarían al bolsillo 500 millones de USD). El siguiente con un precio por empleado más alto es la operación de Youtube con 24 millones de USD para sus 67 (en 2006). La media se encuentra en 3 millones de USD por empleado. Este gráfico podría dar luces rojas sobre una posible burbuja, pero más bien refleja la sorrprendente escalabilidad de este tipo de negocios.

¿Por qué no estamos en una burbuja? Eficiencia

Con mucha diferencia observamos a Instagram en este ratio de eficiencia donde por cada empleado Instagram cuenta con más de dos millones de usuarios. Lo más importante en este mercado de las apps es que se paga por la eficiencia, la habilidad en escalar de manera exponencial con los mismos recursos. Hacer más con menos.

It’s not about Instagram; it’s about Mobile

La compra de Instagram obedece a la necesidad de Facebook de afrontar los retos en Mobile. La innovación en software mobile impulsará valor real a la industria en los próximos años, toda compañía que quiera sobrevivir deberá adaptarse a las nuevas tendencias.

¿Por qué sí estamos ante una nueva burbuja?

Pensemos un minuto qué hace Instagram: tomas una foto, la editas y la posteas desde cualquier lugar a casi cualquier plataforma, donde tus amigos podrán verlo al instante… ¿eso vale mil millones?
¿Cómo puede explicarse en el mundo tecnológico, y en Facebook en particular, que una start up con “0” ingresos y una ausencia absoluta de Plan de Negocio, se valore en mil millones de USD? Bueno, si Facebook se valora a sí misma en 100 mil millones, facturando 3 mil millones (33x sobre ventas), ¿por qué no? Según el vicepresidente de Gartner, el indicador más revelador de una burbuja es la valoración de mil millones.

Estamos en un momento el que las startups de Silicon Valley (muy diferentes a Europa, y en especial a España) están encontrando fondos de capital riesgo en semanas en lugar de meses, y por idea o prototipo en lugar de por producto terminado. Puede ser que el problema sea la categorización de Internet y productos mobile como negocios. Si los catalogásemos como programas de TV en su lugar, donde el éxito esta en los ratings y no en los beneficios, ¡bienvenidos a Valleywood!

Facebook bien podría haber desarrollado su propio Instagram, pero si tienes mucha caja disponible, ¿para qué innovar, para qué pelearte con un posible competidor? Mucho mejor eliminar competencia adquiriéndola, y antes de que lo haga Google.

Apple no se convirtió en una de las empresas más grandes del mundo (por capitalización bursátil) por vender millones de Macs sino desarrollando nuevos productos (iPod, iPhone, iPad, etc) internamente desde la innovación.

Termino ya, con el mensaje de los fundadores de Instagram tras aceptar la oferta de Facebook. Seguro que no volverán a estar preocupados en la vida…

Principales diferencias entre finales de los 90’s y hoy:

  • Actualmente, las compañías tecnológicas tienen acceso a un pool de potenciales usuarios significativamente mayor a las compañía tecnológicas de finales de los 90’s.
  • El mercado e inversores de hoy tienen un mayor conocimiento así como capacidad de análisis en la calidad de las startups, flujo de ingresos y longevidad.
  • En el 2000, compañías con ingresos insignificantes y “0” beneficios salían a bolsa en los mercados bursátiles donde inversores sin experiencia “arriesgaban” sus ahorros en esas compañías… y fueron masacrados. Hoy, éstas compañías son privadas e inversores profesionales con vasta experiencia son los que compran sus participaciones.

Evolución del número de usuarios de Internet:

  • En 1997 el número de usuarios de internet era el mismo que el de propietarios hoy en día de un iPhone.
  • En 2002 el número de usuarios de internet era el mismo que el de usuarios activos hoy en día de Facebook.
  • La población actual en China es igual al número de usuarios de internet en 2007.
  • En 2010 se multiplico por diez (10x) los usuarios de Internet en 10 años.