Por Dani Camarero  -  El 06 may, 2011 -  0 comentario(s)

Facebook by _Max-BMuchos de nosotros entramos todos los días en Facebook; miramos nuestros mensajes, nuestro stream, solicitudes  y chateamos con alguno de nuestros  amigos, sin olvidarnos de borrar alguna de esas molestas publicaciones que aparecen en nuestro muro, de aplicaciones utilizadas por alguno de nuestros queridos contactos… Hasta aquí todo bien, navegamos a través de una interfaz amigable, con una usabilidad aceptable y normalmente todo funciona bien y sin problemas.

Los profesionales que  tenemos que trabajar en la parte trasera de Facebook, sufrimos, y bastante, porque, aunque desde Palo Alto se cuida muchísimo la parte de los usuarios, la que les proporciona ingresos a través de publicidad,  tienen bastante descuidada la parte en la que miles de desarrolladores de todo el mundo trabajamos todos los días para poder crear aplicaciones que se implementen en su plataforma. No olvidemos que a nivel de usuario Facebook trata continuamente de ofrecer mejoras para su interfaz, mejoras que afectan a su API. Son precisamente estas mejoras las que más afectan a  las aplicaciones, que en su día funcionaban perfectamente y que de golpe dejan de hacerlo, ocasionando sus pertinentes quebraderos de cabeza a programadores y clientes.

Facebook API

Tras la sorpresa inicial, tratamos de buscar qué es lo que puede suceder, ya sea a través de la página de bugs de Facebook, o de su blog, si es que han publicado algo al respecto. Solo de este modo podemos saber qué es lo que sucede y, si estamos de suerte, encontrar  una posible solución al problema para corregir la aplicación. Si esto no funciona, podemos tratar de buscar si alguien ha informado acerca del bug, o reportarlo nosotros mismos  y esperar a ver la prioridad que le da Facebook para  resolverlo… si es que tiene intención de hacerlo, claro está.

Todos tenemos claro que si desarrollamos aplicaciones para Facebook debemos cumplir con sus políticas, ya que no estamos en  nuestra casa; pero también es cierto que normalmente todos nos comportamos de forma hospitalaria cuando tenemos invitados, y más si éstos nos reportan un importante número de beneficios.

Bien, seamos pacientes y esperemos que estos inconvenientes que se nos presentan casi a diario, se puedan ir corrigiendo paulatinamente y, de este modo, todos podamos trabajar de una forma más óptima y estandarizada :)