Por Iván Barreiro  -  El 18 abr, 2011 -  0 comentario(s)

Places by David ArmanoComo vacas viendo pasar el tren“.  Este es el refrán que bien podría definir la situación de Facebook Places en nuestro país.  Durante estos últimos años, gurús, expertos, y analistas del marketing online en general han vaticinado que el 2011 iba a ser el año en el que explotase definitivamente el mercado de la geolocalización.  Nada más lejos de la realidad: lo cierto es que a día de hoy el uso de redes como Foursquare, Gowalla o Places va en aumento, pero sin llegar a consolidarse como un fenómeno global.

Cierto es que la implantación de estas redes sociales ha sido bastante reciente, y todavía puede ser pronto para emitir un juicio definitivo, pero las primeras impresiones resultan negativas. Las grandes franquicias y los pequeños comercios no están sabiendo aprovechar las oportunidades del mercado. A día de hoy cualquier establecimiento (una floristería, cafetería, ferretería, etc.) podría ofrecer un deal para darle visibilidad  a su negocio, pero bien por desconocimiento o bien por falta de proactividad, no lo están haciendo.

El uso de los deals es muy escaso en las grandes urbes y prácticamente inexistente en el resto de ciudades.  Precisamente por eso, por ser un nicho virgen, supone una excelente oportunidad de mercado.

Pensemos por un momento en un restaurante que tiene un deal por el cual el vino de la casa le sale gratis a los usuarios. Todos aquellos que  dispongan de un smartphone y que accedan a Places de Facebook verán que este restaurante tiene una oferta. Como mínimo, con el check-in te aseguras de que ese usuario va informar a todos sus amigos de que está en tu local. Además, seguramente, si es un heavy user, puede que dé a conocer esta oferta en su twitter, y en el colmo de la buena suerte, puede que haya quien decida darle cobertura a tu acción en su blog.

Con una acción comercial inteligente puedas llegar a un gran público potencial y obtener una notoriedad que jamás podrías haber alcanzado usando medios publicitarios tradicionales. ¿Será que es muy difícil? Por el momento, seguimos viendo pasar el tren…