Por Héctor Anllo  -  El 30 jul, 2012 -  0 comentario(s)

Como cada cuatro años, durante los meses de julio y agosto, miles de deportistas de diferentes especialidades y países se reúnen en el evento deportivo multidisciplinario más prestigioso del mundo, que en su trigésima edición acoge a 204 delegaciones en la ciudad británica de Londres.

Los XXX Juegos Olímpicos de la Era Moderna serán recordados, además de por integrar nuevas pruebas y de ser la primera vez en la que hay mujeres en todas las delegaciones, por ser los primeros juegos olímpicos social media de la historia.

Debido al nuevo panorama comunicativo abierto tras la explosión de las redes sociales en los últimos cuatro años, justo después de los juegos de Pekín 2008, el Comité Olímpico Internacional ha decidido establecer una serie de normas en redes sociales para los deportistas, personal acreditado y empresas colaboradoras del evento. Tiene la finalidad de evitar conflictos con sus patrocinadores y de establecer nexos de unión entre las distintas plataformas olímpicas oficiales y los distintos perfiles o webs de los atletas y medios participantes, dejando un poco de lado a los espectadores.

Así, entre algunas de las normas del documento redactado por el COI, que se puede descargar aquí, se pueden encontrar las siguientes:

  • Dentro de la Villa Olímpica, los deportistas solo podrán twittear o postear en primera persona, como si de un diario personal se tratase.
  • Los espectadores no podrán compartir en redes sociales ninguna fotografía o vídeo que se tome dentro del recinto olímpico o durante la duración de las pruebas, como se incluye en las condiciones de venta de las entradas.
  • Las publicaciones deben estar en consonancia y en acuerdo con el espírutu olímpico y los valores y principios fundamentales del Olimpismo.

Además, los comités olímpicos de algunos países, como es el caso del italiano, han establecido sus propias normas para sus deportistas. Así, los atletas italianos no podrán utilizar sus redes sociales durante el evento para que se concentren en la competición y no lleguen a los límites de la atleta griega Paraskevi Papachristou, que fue expulsada de su delegación tras twittear un comentario racista. Las multas por infringir las órdenes del Comité Olímpico Italiano pueden llegar a los 100.000€.

Pero más allá de estas normas,  Londres 2012 se caracteriza por un despliegue social media y tecnológico nunca visto hasta la fecha. Los canales olímpicos oficiales en redes sociales, junto con sus respectivas webs se han volcado con el evento desde el último año, haciéndose mucho más notorios durante los últimos meses.

La organización de Londres 2012 ha ideado un plan social media sin precedentes en este tipo de eventos, con la creación de numerosas cuentas en servicios como YouTube (con actualización de vídeos por categorías varias veces al día), Foursquare (creación de check-ins en las distintas sedes olímpicas y de una página oficial con distintos tips), Facebook (creación de los perfiles oficiales y de varios perfiles adjuntos con distintos eventos deportivos y culturales) y Twitter (creación de los perfiles oficiales, de las mascotas y uno por cada uno de los deportes olímpicos). Toda la actividad será monitorizada para velar por el cumplimiento de las normas del COI a este respecto. Debido también al auge de las aplicaciones móviles, Londres 2012 ha creado distintas apps para los sistemas operativos móviles más utilizados (iPhone, Android, Windows Phone y BlackBerry)

Imagen de previsualización de YouTube

También han sido notorias las campañas en redes sociales llevadas a cabo por los conocidos patrocinadores del evento, como Samsung con sus campañas y patrocinios, CocaCola o Procter&Gamble y sus conocidos spots a favor de las madres de los atletas.

¿Y los medios? Ellos también se han sumado al carro de las retransmisiones online de las pruebas olímpicas, del seguimiento en tiempo real a través de redes sociales y de la creación o modificación de apps que permiten estar al día de toda la actualidad olímpica desde la palma de la mano. Es el caso de RTVE, que con su aplicación permite ver sus señales en dispositivos móviles para no perder detalle de la participación de los deportistas españoles en los Juegos, a muchos de los cuales puedes seguir en sus cuentas de Twitter.

En la red también puedes seguir los Juegos Olímpicos a través de la landing page que ha preparado Facebook con los distintos perfiles oficiales de los Juegos, los atletas y los distintos medios y patrocinadores, o a través de la landing de Google, que ofrece resultados del medallero en directo de los distintos países.