Por Lucía Gómez  -  El 26 jun, 2012 -  0 comentario(s)

El poder del Social Media para dar a conocer novedades o lanzamientos de marcas ya consolidadas es un hecho. Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, las redes sociales proporcionan una cercanía, de cara a comunicarse con posibles clientes, que en estos momentos no tiene la publicidad offline; y las empresas que entienden este nuevo escenario y se adaptan a él, tanto en discurso como en soluciones para desarrollar campañas promocionales, tienen mucho terreno ganado.

Desde Elogia hemos lanzado una Facebook App desarrollada para el Grupo Louzao, Concesionarios Oficiales de Mercedes-Benz en Galicia, a través de la que los usuarios podrán descubrir sin son de esos que prefieren cenas a la luz de las velas y una botella de vino para dos o de los que se apuntan a cualquier festival, evento o sarao con tal de salir de casa.

¿Sabéis si sois de los que ya han sentado la cabeza o todavía no? ¿Queréis descubrirlo? ¡Pues lo tenéis fácil!

En la página oficial de Facebook del Grupo Louzao se ha lanzado esta aplicación con la que, además de saber qué tipo de persona sois, podréis ganar estupendos premios cada quince días, y además ¡poder conducir el nuevo coche! Un desarrollo novedoso en el que, a través del análisis del perfil de cada participante en esta red social, se puede descubrir cuánto ha sentado la cabeza uno y cuánto no.

Un juego en el que se puede participar todas las veces que se quiera, ya que si hacemos nuevas publicaciones o si subimos nuevas fotos, el análisis las tendrá en cuenta para el resultado final, pudiendo cambiar según nuestra actividad diaria en Facebook.

El mecanismo de esta aplicación es sencillo: a través de una serie de pantallas, la aplicación analiza los gustos y hábitos de los usuarios y determina, a través de una serie de parámetros, si estos perfiles son divertidos, sosegados, animados… Los participantes, en función del resultado de este test, optan a una batería de premios diferentes, seleccionados en función de sus gustos.

¿A qué os puede la curiosidad? Pues venga ¡no esperéis más!