Por Francesc Gómez Morales  -  El 19 ene, 2011 -  0 comentario(s)

Las aplicaciones de Facebook son programas desarrollados por terceros que dotan a Facebook de funcionalidades añadidas que lo hacen más atractivo. No todos los servicios de red social permiten la creación de aplicaciones. En Tuenti, por ejemplo, no es posible que desarrolladores ajenos a la empresa creen aplicaciones.

Lo Bueno y lo Malo de las Aplicaciones

El lado bueno de esta apertura de Facebook es que más de 2,5 millones de personas en 190 países contribuyen a enriquecer la experiencia del usuario con sus aplicaciones. En el directorio de aplicaciones puedes encontrar juegos, tests, concursos, votaciones… Una gran oferta de ocio a la que los usuarios acceden de manera gratuita y no tiene coste para Facebook más allá de la factura de los servidores.
Pero como todo en la vida, esta historia también tiene su cara oculta. Es difícil controlar la actividad de dos millones y medio de desarrolladores, por lo que en ocasiones puede suceder que algunos de ellos utilicen la plataforma que Facebook pone a su disposición de manera abusiva. A pesar de que hay unas normas de uso claras, no siempre es fácil hacer cumplir la ley, especialmente en los casos que están en la delgada línea entre el bien y el mal… Por tanto, la manera más eficaz para protegernos de un hipotético abuso no es otra que conocer el mecanismo de funcionamiento y velar por nuestra propia privacidad. De hecho, nosotros somos los más interesados en ello.

Las Solicitudes de Acceso de las Aplicaciones a nuestra Información

Ejemplo de Petición de Permisos de Facebook

Ejemplo de Petición de Permisos de Facebook

Facebook nos permite controlar a qué aplicaciones cedemos nuestros datos. De entrada, cada vez que usamos una aplicación por primera vez, nos sale la famosa advertencia que nos indica qué datos vamos a facilitar. Es importante tomarse la molestia de leerla y ser conscientes de lo que cedemos. Cada permiso que concedes tiene una pequeña imagen que lo identifica, por lo que es muy intuitivo saber de un vistazo los accesos que estamos dando. Por lo general, para cualquier juego es suficiente uno o dos permisos, para un concurso o sorteo tres o cuatro y sólo para aplicaciones que ofrecen funcionalidades avanzadas y que son de plena confianza tiene sentido aceptar solicitudes de más de cinco permisos de acceso. En la imagen vemos un ejemplo de advertencia con ocho solicitudes de acceso a información.

Las Solicitudes de Acceso de las Aplicaciones de Elogia

En Elogia desarrollamos aplicaciones de Facebook que están especialmente destinadas a gestionar concursos y sorteos siguiendo la normativa de promociones de Facebook. Siempre tratamos de solicitar la menor cantidad posible de accesos a la información de los usuarios y por lo general, con tres peticiones es suficiente:
Información pública: Esta petición siempre ha de hacerse. Al conceder este acceso permites que la aplicación vea todos los datos que vería un usuario corriente de Facebook que no tuviera ningún tipo de conexión contigo.
Páginas que te gustan: Normalmente una condición para participar en el sorteo o concurso de una marca es que le hagas un “me gusta”. La única manera de controlarlo es solicitándote el listado de páginas que te gustan para ver si “te gusta” la marca en cuestión.
Correo electrónico: La Normativa de Facebook impide utilizar los canales de la plataforma (mensajes, muros, chat) para ponernos en contacto con los usuarios, por lo que si se produce una incidencia o si hemos de ponernos en contacto contigo para comunicarte que has ganado necesitamos saber tu correo electrónico.