Por Antía Paz  -  El 18 oct, 2011 -  0 comentario(s)

I don't like itUn mes más tarde, ahora que todos le hemos echado un vistazo a lo nuevo de la red de redes, podríamos decir que “siempre nos pasa lo mismo”: cada vez que se produce una modificación en Facebook, saltan todas las alarmas y comienzan a brotar los comentarios como setas. En su mayoría, negativos. Y resulta curioso, ya que, si cuando nos referimos a otras marcas, es indudable hablar de la figura del fanboy que muere por hacerse con todos los gadgets y que sería capaz de hacer cola a -10º por ser el primero en hacerse con un juguete nuevo; en el caso de Facebook sucede todo lo contrario: en cuanto se produce el cambio, surgen decenas de páginas con quejas en la propia plataforma e infinidad de posts analizando pormenorizadamente la conveniencia o no de estos cambios, casi siempre en negativo.

Y ahora yo os pregunto: ¿es cierto que no nos gusta el nuevo Facebook?. En una rápida encuesta (hecha a dedo entre los seis compañeros de Social Media que estaban aquí presentes mientras escribía esto), el resultado ha sido: 3 a favor, 2 en contra, 1 neutro… y resulta que somos la excepción. ¿Por qué? Pues porque a la mayoría, según una encuesta publicada por USA Today, no nos gusta el nuevo Facebook:

Fb Antía

Y es que los argumentos en contra del nuevo aspecto de Facebook tienen mucho peso:

  • El timeline “inteligente” muestra mucha información sobre nuestros contactos más cercanos, pero prácticamente ninguna sobre los demás.
  • Si tú, como yo, eras seguidor de un sinfín de fanpages, te habrás pasado estas últimas semanas filtrando contenidos, ocultando algunas, marcando otras y visualizando las demás. Más trabajo.
  • El ticker, esa incesante fuente de actividad supone, a su vez, un non-stop de información sobre nuestros contactos. Incluso esos que no aparecen en nuestro timeline tienen su hueco aquí. Un “me gusta” a una fanpage, un comentario en la foto de alguien que incluso puede no ser nuestro contacto, cualquier tipo de actividad de nuestros contactos se hace visible en esa barra lateral. Es como una cascada de información… ¿necesaria?
  • Los grupos inteligentes nos han etiquetado a cada uno en un lugar: compañeros de trabajo, compañeros de universidad, amigos, mejores amigos… Esto, que para muchos resulta una comodidad, puede resultar para otros una entrega involuntaria de sus datos personales. Haced cuentas: ¿cuántos contactos tenéis que no hayan creado su perfil personal con sus datos reales? En mi caso, son varios. Si lo hacen para ocultar su identidad, ¿quién es Facebook para desenmascararlos?
  • El control de la privacidad, al actualizar el perfil, se vuelve acuciante. Lo que muchos usuarios no saben es que, una vez actualizado el perfil a la nueva versión, los parámetros de privacidad pueden sufrir modificaciones. Basta con visitar la configuración de privacidad de nuestra cuenta para re-configurarlo, pero como en el caso de las publicaciones de fanpages, es un movimiento engorroso e innecesario.
  • Por no hablar de Spotify en Facebook… a muchos nos ha llevado a revelar que nos gusta escuchar a Los Pecos de vez en cuando. Para mofa del respetable.

Pero a su vez, son muchos los comentarios que podemos hacer a favor del nuevo Facebook:

  • El diseño del perfil personal es ahora más personal aún si cabe. Y permite dejar volar aún más tu imaginación para conseguir diseños de portadas tan fascinantes como éstas.
  • La categorización de amigos, contactos y perfiles profesionales te permite tener perfectamente ordenados a todos tus contactos.
  • Crear listas de amigos cerradas ayuda, paradójicamente, a nuestra privacidad. Nuestra información puede llegar a compartirse con grupos reducidos y perfectamente customizables. Y lo mejor es que puedes compartir tus actualizaciones con varios grupos a la vez, uno solo, con todos tus contactos en general…
  • Los álbumes son ahora customizables foto a foto. Sí, nadie va a hacerlo, pero se puede.

Y mucho más, que prefiero que me contéis vosotros. ¿Qué os parece, os gusta el nuevo aspecto de Facebook y sus funcionalidades?

¿Mi opinión? (por si alguien la necesitaba): personalmente, me ha costado acostumbrarme al nuevo diseño tanto… que he decidido que Facebook y yo nos vamos a tomar un descanso. Pero no os preocupéis, volveré. A todos nos ha pasado. Y no neguéis con la cabeza, que seguro que muchos de vosotros criticasteis el diseño de Facebook que utilizábamos hasta ahora, pero… ¿alguien recuerda el anterior, que tan “bueno” nos parecía? ¿y el anterior a ese?. Touché.


Imagen | TICbeat